Como dijo Exupéry en su Principito, a los mayores solo les interesan los números, quizás esa es la razón por la que me ha costado tanto arrancar la nueva web.

Soy una profesional pero no quiero ser ese tipo de “mayor” y cuando alguien lleva casi 30 años trabajando en lo que sea parece que todo se resume a cifras:

Nací en 1962, por lo tanto tengo 53 años, en 1983 realicé mi primer trabajo por el que me pagaron 35.000 pts. En 1984 me seleccionaron para exponer como dibujante novel en el IV Salón del Cómic y a partir de ahí he trabajado a lo largo de todos estos años con mas de 15 editoriales, en 5 países diferentes, con mas de 200 libros... Esto es lo que les gusta a los mayores, como nos cuenta Exupéry: “Si os he referido estos detalles acerca del asteroide B 612 y si os he confiado su número es por las personas grandes.”

“Las personas grandes aman las cifras” De la misma manera os refiero estos detalles porque si no no se me tomaría en serio y no me darían trabajo si no dejo claro que tengo gran experiencia. Obviamente esto es muy sensato por parte de los editores ya que yo les doy dibujos y ellos me dan cifras que además, como nos pasa a los mayores, si son cifras grandes, mejor. Eso no me importa en absoluto. El problema lo tengo para hablaros de mi trabajo porque me he pasado la vida dibujando emociones. Interpretando, por ejemplo, como se sintió el astrólogo turco cuando finalmente le reconocieron el descubrimiento del asteroide B 612, así que para los que necesiten ver números, pinchando aquí podéis descargaros toda mi bibliografía con ISBN incluído, ahí encontraréis cifras para reventar, pero para los que “comprendemos la vida y nos burlamos de los números” voy a comenzar con un pequeño cuentencito que me regaló una amiga escritora. Lo que de verdad cuenta es la gente que he conocido a lo largo de estos años y no voy a daros una cifra porque no importa, ha sido mucha gente a la que quiero mucho.
Estrella Fages
1983-2017